martes, 21 de febrero de 2017

Jornada de Capacitación interna

El pasado día 20 de febrero del año en curso se llevó a cabo en el auditorio de la ASEY, la primera jornada de capacitación interna dirigida a todo el personal que conforma la ASEY; en dicha jornada de capacitación se tocaron temas de desarrollo organizacional, así como temas técnicos propios de la actividad de fiscalización.


Como primer expositor, el Dr. Francisco Barroso Tanoira expuso el tema “La Responsabilidad Social Empresarial”, en el cuál habló de cómo las empresas, tanto públicas como privadas, pueden aportar a la sociedad más que los servicios propios de cada giro empresarial, pueden aportar actividades sociales que tengan un impacto benéfico, tanto para la sociedad en general como para los colaboradores de la empresa y/o institución. Mencionó con varios ejemplos como las empresas añaden valor a los colaboradores mediante capacitaciones, o invirtiendo capital en comunidades en donde necesiten trabajos así como también invirtiendo en jóvenes talentos que no tienen oportunidades para desarrollar todo su potencial. Durante su intervención el Dr. Barroso mencionó la importancia de enseñar a las personas a trabajar y no dándoles lo que necesitan: “Debemos de enseñarle a la gente a pescar, no regalarle el pescado”, con esta frase nos da a entender que lejos de dañar a las personas por enseñarles a trabajar, les enseñamos un oficio o se les da una oportunidad para que ellos mismos puedan desarrollarse exitosamente en lo que deseen, siempre y cuando tengan la asesoría correcta. Para finalizar, el Dr. Barroso mencionó que la responsabilidad social es un valor y es la forma que debemos adoptar para vivir entre nosotros, y vivir con las comunidades.

Posteriormente el C.P.C. José Martín Vázquez Montalvo, Auditor Especial de cumplimiento Financiero, en colaboración con el Lic. Manuel de Jesús Cáceres Medina, explicaron el proceso de auditoría llevado a cabo para la revisión de la cuenta pública del año 2016, durante este tema explicaron y mencionaron los aspectos a revisar en las auditorías para el ejercicio 2016, así como también las revisiones que se realizarán al control interno, a la armonización contable, transparencia, ley de ingresos y presupuesto de egresos, ingresos, servicios personales, materiales y suministros, servicios generales, apoyos subsidios y transferencias, bienes muebles e inmuebles, así como en su almacén, inversión pública, deuda pública, terceros institucionales, revisiones de proveedores, efectivo, gastos por comprobar y deudores diversos, préstamos a empleados, cumplimiento de metas y objetivos.

Siguiendo con el orden del día, personal de la Dirección Jurídica hablaron de las faltas administrativas graves y no graves en las que pueden incurrir los servidores públicos, para iniciar mencionaron que un servidor público es: La persona que desempeña un empleo, cargo o comisión en los entes  públicos, en el ámbito federal y local, conforme a lo dispuesto en el artículo 108 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. De igual manera mencionaron que las leyes aplicables para los servidores son para el ámbito federal La Ley General de Responsabilidades Administrativas, y en el ámbito estatal la Ley de Responsabilidades Administrativas del Estado de Yucatán, y que los servidores públicos pueden incurrir en dos tipos de faltas administrativas, Graves y no Graves.
Pueden considerarse como faltas no graves las siguientes:

    1. Cumplir con las funciones, atribuciones y comisiones encomendadas;
    2. Denunciar los actos u omisiones que en el ejercicio de sus funciones llegare a advertir;
    3. Atender las instrucciones de sus superiores;
    4. Presentar en tiempo y forma las declaraciones de su situación patrimonial y de intereses;
    5. Registrar, reintegrar, custodiar y cuidar la documentación e información que tenga bajo su responsabilidad;
    6. Supervisar que los Servidores Públicos bajo su dirección cumplan con las disposiciones que se mencionan en el artículo 49 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas;
    7. Rendir cuentas sobre el ejercicio de sus funciones;
    8. Colaborar en los procedimientos judiciales; y
    9. Cerciorarse de que al realizar la celebración de contratos con un particular, este manifieste bajo protesta de decir verdad que no desempeña cargo público alguno, o que si lo desempeña, no se actualiza un Conflicto de Interés.

Según la Ley General de Responsabilidades Administrativas, entre las Faltas Administrativas graves pueden considerarse las siguientes:

Ø  Cohecho (Art. 52);
Ø  Peculado (Art. 53);
Ø  Desvío de Recursos Públicos (Art. 54);
Ø  Utilización indebida de información (Art. 55);
Ø  Abuso de funciones (Art. 57);
Ø  Actuación bajo conflicto de intereses (Art. 58);
Ø  Contratación indebida (Art. 59);
Ø  Enriquecimiento oculto u ocultamiento de Conflicto de Interés (Art. 60);
Ø  Tráfico de influencias (Art. 61);
Ø  Encubrimiento (Art. 62);
Ø  Desacato (Art. 63); y
Ø  Obstrucción de la justicia (Art. 64):

De igual manera mencionaron las sanciones a las que se pueden hacer acreedores los servidores públicos que incurran en alguna de las faltas administrativas mencionadas y las leyes a las que están sujetos; en el ámbito federal, se toma en cuenta  el código penal federal y en el ámbito estatal el código penal del estado de Yucatán. Las penas pueden ir desde los 6 meses hasta los 14 años de prisión, dependiendo de las faltas cometidas.


A nombre del Auditor Superior del Estado de Yucatán, Dr. René Humberto Márquez Arcila se les agradece a todos los colaboradores de la ASEY su valiosa participación en estas jornadas de capacitación internas.